Éstos son los principales derechos de los consumidores en rebajas

Las rebajas de verano ya están aquí. Los carteles de productos rebajados inundan los escaparates de las tiendas y páginas web con suculentos descuentos. Y no solo en comercios dedicados al textil. Muebles, tecnología o electrodomésticos aparecen ofertados estos días a unos precios más bajos que semanas anteriores. Un periodo en el que pequeños y grandes comerciantes esperan un repunte de las ventas. 

Hasta julio de 2012, los periodos de rebajas estaban marcados por cada comunidad autónoma, fijándose habitualmente a partir del 7 de enero y del 1 de julio. Pero desde la entrada en vigor de la normativa que liberaliza el comercio y elimina las barreras temporales, ahora son los comerciantes quienes eligen cuándo comienza y finaliza el periodo de rebajas en su negocio y qué pone a la venta como producto rebajado. 

El producto debe disponer de la misma garantía legal

El menor precio del producto rebajado no supone una menor protección del consumidor.  La garantía legal del artículo comprado en rebajas debe ser idéntico a la garantía con la que cuenta cualquier artículo nuevo comprado fuera del periodo de rebajas. Es decir, dos años. 

Una duda que surge entre los consumidores es a quién exigir el cumplimiento de la garantía en caso de defecto. Pues bien, el cumplimiento de la garantía se exige al establecimiento que vendió el artículo, salvo que fuera imposible dirigirse a ese establecimiento,en cuyo caso se podría dirigir a la marca. 

La garantía no cubre defectos que dicho bien pudiera tener como consecuencia de un mal uso del consumidor.

Devolución de la compra en tienda física si existe un defecto de fábrica

Al igual que ocurre el resto del año, en los productos adquiridos en establecimiento físicos, por ley, el consumidor tiene derecho a devolución de la compra únicamente en caso de defecto de fábrica. El cambio o devolución por otros motivos, por ejemplo, se trata de un pantalón que queda grande o pequeño o que una vez puesto no convence, es una cortesía comercial. Es decir, el establecimiento físico no está obligado a aceptar cambios o devoluciones. 

Eso sí, si durante el resto del año dicho establecimiento, como cortesía, anunciaba una política de cambios o devoluciones, y en rebajas se modifica, debe ser claramente anunciado por el establecimiento, de lo contrario, debería mantenerse en los productos rebajados. 

Derecho de desistimiento

Cuando se trata de una compra online, el equivalente a la devolución en la tienda física es el derecho de desistimiento. Esto es, que el consumidor tiene derecho a devolver una compra adquirida a distancia (teléfono, Internet) en un plazo de 14 días naturales desde que recibió el artículo. Y el vendedor tiene la obligación de devolver el coste del artículo comprado en su establecimiento online. Este derecho se mantiene en rebajas. 

Método de pago durante las rebajas

Se trata de un caso similar al de los cambios o devoluciones. El establecimiento no está obligado a aceptar el pago con tarjetas o puede poner, por ejemplo, un mínimo. Pero si el establecimiento admitía el pago con tarjetas y en el periodo de rebajas, o en los productos rebajados, no permite utilizar las tarjetas de crédito o débito, debe especificarlo claramente. 

Derecho a recibir el ticket de compra 

El comerciante no puede negar el ticket o factura a su cliente por adquirir un producto rebajado. El consumidor tiene derecho a obtener este documento, que será fundamental en reclamaciones posteriores o para hacer valer la garantía del producto. 

Los productos no pueden presentar defectos

No es lo mismo producto a menor precio por un defecto que artículo en periodo de rebajas. Cuando nos encontramos ante la venta de un producto con descuento por estar deteriorado, no nos encontramos ante una venta en rebajas. No se considera una venta en periodo de rebajas aquellos productos que cuentan con algún defecto.

En definitiva, los productos puestos a la venta en rebajas deben estar en perfecto estado.

Los productos comprados en rebajas deben, también, superar los estándares fijados de calidad. 

 

Otras consideraciones para comprar en rebajas 

Además de todo lo anterior, si compras en rebajas debes tener en cuenta que el comerciante está obligado a informar del periodo concreto de duración de las mismas. Para que se considere un periodo como rebajas, los descuentos deben afectar, al menos, al 50% de los artículos que tiene a la venta y estos deben estar claramente separados e identificados de aquellos productos a los que no les afectan los descuentos. 

Es más, el comerciante debe mostrar el precio anterior y el nuevo precio en el etiquetado del producto. Esto para que el consumidor pueda ver cuál es la rebaja de precio que se ha producido en el artículo objeto de su interés.

Fuente: www.lawandtrends.com

JULIA ANTÓN Abogada
facebook.com/julia.anton100
Avda. Sierra Nevada, 9, Espartinas
Tfno. 679 733 112
juliaanton@icasevilla.org

Total Page Visits: 23 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies