Llega el Smart Neighborhood: taquillas para comunidades de vecinos. ADAS Administración

Las taquillas inteligentes se han convertido en una solución perfecta para que cada día lleguen a su destino millones de compras que se efectúan por Internet. No hay excusas: con toda la tecnología que han desarrollado las empresas del sector de las taquillas inteligentes ya no se puede permitir que un paquete no se entregue. Es más, ya no es aventurado decir que los clásicos buzones individuales de los portales de las comunidades de vecinos serán sustituidos por estas taquillas en un futuro no muy lejano. Diferentes fabricantes están ofreciendo este servicio, que se controla a través de una aplicación, para que el repartidor pueda depositar el encargo y el cliente recogerlo sin mayores problemas. El estrés del cliente (y del repartidor) sobre si va a estar o no en casa cuando llegue su paquete se reduce a cero.

Por otra parte, hasta hace muy poco la instalación de máquinas de vending en comunidades de propietarios se asociaba únicamente a las zonas comunes de las urbanizaciones con piscina, pista de tenis o áreas ajardinadas. Si bien es cierto que estos lugares son excelentes para instalar estas máquinas, las necesidades reales de los vecinos están demandando otro tipo de servicios mucho más directos. Las comunidades de propietarios tienen que adaptarse a los hábitos, no solo de compra, sino de vida de sus integrantes. Ya no estamos hablando de futuras tendencias. Es una realidad.

Poder tener acceso a productos de primera necesidad como agua, leche o pan en tu propio edificio, tomarte un coffee to go antes de salir hacia la oficina —que puedas pagar al vuelo con una App en tu móvil— o contar con taquillas inteligentes donde el repartidor siempre podrá entregar tu compra por Internet son solo algunos de los avances a los que se están sumando comunidades de propietarios de todo el mundo.

En esta innovadora línea ya están trabajando empresas como Vending Modular. Su gerente, Alberto González de Zárate, asegura que es un sector que va a dar mucho juego. “Creemos que este tipo de servicios tienen mucho recorrido. El vending, al final, lo que hace es acercar el producto al cliente final. Por eso creemos que las taquillas inteligentes en las comunidades de vecinos pueden ser muy interesantes”, reflexiona.

González de Zárate cree que funcionarían muy bien con los productos de primera necesidad, voluminosos y con peso. “Por ejemplo garrafas de agua, aceite, detergente… Productos que comprarlos en el supermercado te genera una incomodidad y que resulta mucho más práctico tenerlos en el portal de tu casa y adquirirlos simplemente con el teléfono”, explica . Sobre este último punto, lo deja claro: “Nos olvidamos de los sistemas de pago tradicionales, así que todo iría ya a través de App y telefonía móvil”, remarca.

Vending Modular también piensa en las taquillas de entrega de paquetería e incluso en modelos mixtos que permitan tanto la oferta de productos de primera necesidad como el uso de taquillas para entregas y devoluciones. “Incluso podría darse el caso de que un espacio que se vacía de producto sirva en un momento dado como espacio de entrega de paquetería. Las propias máquinas se autogestionan en este sentido”, avanza el experto.
La línea de negocio de Vending Modular aplicado a este servicio se llama Bluematik y cuenta con su propia tecnología.

Smart Neighborhood: Comunidades de vecinos a la vanguardia

Ya no es nada raro observar que los halls de las comunidades de vecinos han dejado de ser un espacio de paso para convertirse en auténticos puntos de encuentro. Los vecinos han entendido que este es un espacio (en ocasiones un gran espacio) completamente desaprovechado, y han empezado a instalar mobiliario, como cómodos sofás o estanterías, donde a menudo se comparten no solo conversaciones y reuniones sino que se intercambian libros o revistas, se invierte tiempo en montar un belén o en crear una decoración de carnaval o Halloween. ¿Por qué no ir un poco más allá e instalar un Coffee Corner y una máquina de vending para completar la experiencia? Las posibilidades que ofrece el sector son infinitas, con todo tipo de precios, tamaños y versiones. Todo ello revierte en una forma perfecta de crear comunidad y establecer redes de apoyo entre los propios vecinos.

Las taquillas de entrega han llegado para quedarse

Japón está, una vez más, en la vanguardia de las taquillas inteligentes. No solo se instalan en edificios públicos y privados de las grandes ciudades sino que, a través de una fuerte inversión pública, se han habilitado ‘armarios’ para entregas de paquetería en zonas rurales que evitan las devoluciones masivas por parte de las empresas de comercio por Internet.

En el país nipón, empresas de entrega de paquetes como Rakuten o Japan Post Co. han instalado también taquillas en el área metropolitana de Tokio y Osaka para mejorar la calidad de vida de sus repartidores y, a la vez, mejorar la del cliente. Así, evitan que los conductores de entregas trabajen demasiadas horas a causa, sobre todo,  de las solicitudes de reenvío.

Hay que pensar no solo en el bienestar de repartidores y clientes sino en el daño ambiental que provocan los desplazamientos repetidos e inútiles. Todo se puede resolver con una taquilla inteligente.

Aunque esta idea haga pensar en grandes comunidades de vecinos o en nuevas urbanizaciones con propietarios de una media de edad joven —que responde exactamente al perfil del consumidor por Internet— la realidad es que hay módulos de taquillas más pequeños y adaptables y que, poco a poco, son más los ciudadanos de todos los perfiles que se suman al e-commerce.
Una decisión de la Comunidad de Propietarios

Un buen indicador del interés que está generando la instalación de máquinas de vending y de taquillas inteligentes en Comunidades de propietarios en España es la proliferación de artículos sobre el tema en Internet y en revistas especializadas de Administradores de fincas y de derecho en general.

Lo primero que aconsejan los administradores de fincas es que se compruebe si existe alguna prohibición expresa en los estatutos de la comunidad de vecinos sobre esta actividad. Lo más probable es que no la haya, con lo que si se plantea la posibilidad y algún vecino no está de acuerdo habría que proponer una modificación de los estatutos. Para que se pueda hacer una modificación se necesita el consentimiento por unanimidad de todos los propietarios, ya sea votando a favor o por ausencia (con un plazo de 30 días para mostrar su disconformidad).

En el caso de que los estatutos prohíban expresamente este tipo de actividad el presidente deberá convocar a la Junta General Extraordinaria para modificar el texto que tendrá que ser aprobado por el total de los propietarios (que representen el total de las cuota de participación)  como indica el Artículo 17.6 de la Ley de Propiedad Horizontal.

El Real Decreto Ley 19 /2012 de 25 de mayo de medidas urgentes de liberalización del comercio y de determinados servicios fue un paso decisivo para flexibilizar la concesión de las licencias de apertura por parte de los Ayuntamientos. Así, aunque en este caso no se exige una licencia previa de apertura sí que debe haber al menos una declaración responsable o comunicación previa al Ayuntamiento en la que la comunidad que solicita el permiso se compromete a contar con la licencia de apertura correspondiente.

Pese a lo dicho, si, una vez instalada la actividad estuviera molestando a los vecinos, la comunidad podría acogerse al Artículo 7.2 de la Ley reguladora del régimen de la propiedad horizontal: “Al propietario y al ocupante del piso o local no les está permitido desarrollar en él o en el resto del inmueble actividades prohibidas en los estatutos, que resulten dañosas para la finca o que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”.

Es decir, que si se diera alguna de las circunstancias que cita el artículo, el presidente de la comunidad, por su propia iniciativa o de cualquiera de los propietarios, podría requerir el cese de las actividades que resulten molestas y, de lo contrario, iniciar acciones judiciales.

De todos modos, estamos hablando de un supuesto muy poco probable, ya que es casi imposible pensar en una máquina de vending o en una taquilla inteligente que resulte molesta o insalubre para la comunidad, a la vista del incremento de los estándares de calidad de las nuevas máquinas y del mantenimiento constante que reciben estos servicios.

Ingresos extra para la comunidad

Instalar una máquina de vending, un coffee to go o un servicio similar en una comunidad de vecinos supone un ingreso extra, con lo que puede resultar muy interesante.

Es importante que las taquillas y las máquinas de vending no se conviertan en unos mamotretos apelotonados en el vestíbulo de la comunidad de vecinos. Esto podría generar rechazo entre los usuarios. Afortunadamente los diseños son cada vez más estéticos y buscan la integración. Solo hay que ser un poco creativos y buscar el espacio más indicado para instalar este tipo de servicios que hacen, sin duda, más fácil la vida de los propietarios y los vecinos de cualquier complejo.

Además, no hay que olvidar que la exigencia en el cuidado de los detalles arquitectónicos y funcionales es cada vez mayor en este sentido. Si en los planos de nuevas edificaciones destinadas a oficinas, factorías y empresas de todo tipo ya se incluyen los espacios destinados a vending, OCS y taquillas inteligentes, del mismo modo las nuevas urbanizaciones y edificaciones deberían tener en cuenta que sus clientes van a requerir estos servicios (empezado por el de taquillas inteligentes de entrega de paquetes) e integrarlos en su arquitectura.

Si bien es cierto que hasta ahora se pensaba en orientar el vending al tipo de comunidad de la que se tratase: con productos para niños si había muchas familias jóvenes u ofrecer barritas y bebidas energéticas si se trataba de una urbanización con pistas deportivas, la nueva tendencia, como hemos visto, es mucho más general ya que trata de pensar en hacer la vida más cómoda al propietario en general: Que su llegada a casa sea un descanso, sin el estrés de pensar en que se ha olvidado del pan o de la leche o que  tendrá que ir a recoger su paquete a la sede de la distribuidora porque no estaba en casa en el momento de la entrega.

¿Por dónde empezar?

Si hablamos de taquillas inteligentes, las opciones son cada vez más amplias. Desde los ya citados Vending Modular, pasando por Eureka Vending, que ha revolucionado el sector con sus propuestas para EPI’s y maquinaria del trabajo, pero que se pueden adaptar a cualquier necesidad.

En el ámbito de la paquetería, Azkoyen lleva desde 2016 suministrando equipos a Correos en estaciones de servicio, grandes espacios comerciales y hasta pequeñas comunidades de vecinos a través de sus módulos HomePaq, que permiten el envío y recepción de paquetes las 24 horas del día.

 

La propia Amazon ha instalado en España más de un centenar de puntos de recogida de paquetes en 30 ciudades, como Madrid, Barcelona, Alicante, Sevilla, Tarragona, Valencia, Granada, Murcia… El servicio Amazon Lockers de taquillas automáticas permite a los clientes recoger sus paquetes cuando y donde les convenga, desde una gasolinera a un supermercado cercano a su casa. Tan pronto como el paquete llega al Locker, el cliente recibe una notificación y un código para acceder a la taquilla.

Las comunidades de vecinos pueden adaptar este servicio a sus necesidades

En lo que respecta a Vending en general de snacks y bebidas frías y a las máquinas de Coffee to go, el abanico es amplísimo. Simplemente hay que analizar las necesidades reales de la comunidad y ponerse en contacto con el proveedor cuya oferta se ajuste más a la demanda. Se puede apostar por las clásicas máquinas de vending de agua y snacks saludables, por un Coffee Corner con servicio de café y de agua (sin acarrear las pesadas, incómodas y poco sostenibles garrafas) hasta, por qué no, máquinas dispensadoras de preservativos a precios muy competitivos como las que ofrece Ciriano Global.

Fuente: www.hostelvending.com

Extraído de adasadministracion.com

ADAS ADMINISTRACIÓN
facebook.com/ADAS.AdministracionDeFincas
Av. Innovación nº 5, Ed. Espacio, módulo 205, Sevilla
Tfno.: 954 252 480
adasadministracion.com 

Total Page Visits: 536 - Today Page Visits: 1

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies