PROBLEMAS DE TUBERÍAS EN LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS

Pocos dramas son tan críticos como el irte a duchar y no tener suficiente agua. O no tener agua caliente. O que el agua salga sucia. Si encima esto pasa en invierno, apaga y vámonos. Los problemas de tuberías en la comunidad de propietarios son más frecuentes de lo que piensas. Por eso, vamos a perfilar modos de actuación e incidencias más habituales.

¿CÓMO SABER SI HAY PROBLEMAS DE TUBERÍAS EN LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS?

Aunque parezca obvio, muchos vecinos entran en barrena antes de emprender soluciones inteligentes. El agua va por circuitos. Antes de llegar al colapso, debes identificar dónde se encuentra el problema.

Un ejemplo. Si el drama se ha desatado en la ducha, comprueba cómo sale el agua en el lavabo. Si sale bien, el problema está en la ducha. Puede ser que el grifo o la tubería tengan sedimentos, que haya algún latiguillo deteriorado y estrangulado… Lo importante es tener claro que la cosa es de la ducha.

Si, por el contrario, en el lavabo está la cosa igual de fea, ve a la cocina y comprueba los grifos. Se trata de delimitar el problema. Siguiendo con esta lógica, si ves que en tu casa todo está mal, habla con tus vecinos.

Lo que estamos haciendo es definir el campo de acción: si el problema está en una habitación, una vivienda, un edificio, un barrio o un municipio.

¿QUIÉN SE ENCARGA DE LOS PROBLEMAS CON EL AGUA EN LA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS?

Ten presente que en una comunidad de propietarios, el agua entra de la calle al edificio y en el edificio se distribuye a las viviendas. Así, si el problema está de la acometida privativa hacia la vivienda, se encarga el propietario. Cuando está entre el contador general (el que da entrada al edificio) y las acometidas a las viviendas, paga la comunidad. Si se identifica que el problema está en la calle, paga la suministradora de agua.

Aquí vamos a hacer un inciso, porque últimamente los jueces dictaminan que sólo son responsabilidad del propietario sus tuberías cuando pasen por su vivienda. Quiere decir, si es un edificio antiguo y las tuberías generales pasan por las viviendas, la responsabilidad es de la comunidad. Si la acometida a las viviendas está por ejemplo en un armario del pasillo y de ahí se distribuye a las viviendas, el tramo que hay entre las acometidas privativas y las viviendas sería a cargo de la comunidad.

PROBLEMAS DE FONTANERÍA MÁS COMUNES EN LA COMUNIDAD

POCO CAUDAL DE AGUA

La causa más común de tener poco caudal de agua son los sedimentos. Hay aguas más “duras que otras”. El agua transporta minerales y con el paso del tiempo éstos se van depositando en tuberías y filtros pudiendo incluso obstruirlos. Por ello, lo más recomendable cuando tienes un problema de caudal es desmontar el grifo y ver cómo sale.

Habrá que comprobar además si existen pequeñas fugas. Se identifica por la gotera que dejan a su paso. Una manera sencilla de comprobar si hay fugas en la vivienda es hacer una foto al contador y no abrir un grifo en dos horas. Si la cifra del contador ha variado, ahí lo tienes.

NO HAY AGUA CALIENTE

Horror. Parece mentira lo rápido que nos hemos acostumbrado a este pequeño lujo. Si el agua fría sale bien pero no la caliente. Apaga la caldera y prueba. Siempre, siempre, tienes que comentar los resultados con tus vecinos. No es lo mismo tener que avisar a los técnicos de tu caldera que al seguro de la comunidad. Si el problema es de varios, está claro que es de la comunidad.

NO HAY PRESIÓN

No llega agua a los grifos, o simplemente sale un hilillo. Probablemente tus problemas de tuberías estén relacionados con la presión con la que llega el agua a tu casa. Si simplemente te pasa a ti, puede ser derivado de los sedimentos o filtros sucios. Llama al seguro de hogar, a un fontanero o ponte a jugar a Bricomanía. Si os pasa a más de un vecino, la causa viene de fuera. El problema será, o bien que la empresa suministradora no manda el agua con la presión suficiente o bien que los grupos de presión del edificio tienen una avería y no son capaces de satisfacer la demanda de agua de los vecinos.

AGUA CALIENTE Y PLACAS SOLARES

Vamos a hacer aquí un apartadillo. En el 2007 el Código Técnico de Edificación (CTE) apuntó la obligatoriedad de contar con placas solares para el calentamiento de agua caliente. Hasta ahí perfecto. Perfecto salvo porque hay comunidades en que los sistemas nunca funcionaron y comunidades en las que nunca hubo mantenimiento.

Muchos de aquellos barros ahora son lodos. Es demasiado habitual tener problemas de agua caliente porque el circuito de las placas solares no funciona correctamente.

EL AGUA NO ES CRISTALINA

ES NORMAL CUANDO…

Cuando el agua no es cristalina, lo más habitual es que sea blancuzca o cristalina con una capa blancuzca. En el primer caso, ni siquiera es un problema. Es sólo que el agua sale con mucha velocidad y crea burbujas de aire. Si, al dejarla reposar, recupera su estado. Ahí lo tienes.

Después de una tormenta muy fuerte es habitual que el agua en las viviendas salga turbia y raruna. Esto vendría de la red general de agua. Habrá que dejar pasar unos días para comprobarlo.

En el segundo caso, estaríamos en un problema de “agua dura”. Esto es, exceso de calcio y magnesio. Utiliza una brita o bebe agua mineral. Nota: el pelo también la sufre. Básicamente, el problema es que en tu zona el agua es así. A corto plazo no hay mayor problema, pero es posible desarrollar piedras en el riñón a la larga, a cargo del exceso de minerales. Además, tendrás que hacerte asiduo a los antical en la lavadora, el lavavajillas y la kettle así como en la limpieza de los baños. La cal corroe y todo se vuelve quebradizo y se destroza en añicos.

HAY QUE TOMÁRSELO MÁS EN SERIO CUANDO…

Cuando hay un problema de exceso de hierro, el agua sale amarillenta o rojiza o aun saliendo bien, al dejarla reposar deja sedimentos marrones en el fondo. Si es agua para beber, pon un filtro. En todo caso, el exceso de hierro puede ser síntoma de que las tuberías no están bien. Puede terminar en rotura, así que ojo.

TOMA MEDIDAS URGENTES SI…

Si el agua sale verduzca, o peor, si huele a huevos podridos, no bebas y llama inmediatamente a un profesional o al seguro. Una podría ser debido a la corrosión del cobre y la otra a un exceso de sulfuro en el agua. Las dos son peligrosas para la salud.

FUGAS DE AGUA

Los principales indicadores de que hay una fuga de agua son las goteras injustificadas y el disparo del consumo de agua. En ocasiones son fugas más sutiles que pasan desapercibidas hasta que llega la rotura y se monta la fiesta del agua. Como hemos apuntado anteriormente para identificar las fugas sutiles, hay que comprobar que los contadores siguen rodando aunque nadie utilice el agua.

Sabrás si hay una fuga, en las tuberías de la comunidad si, por ejemplo, cierras las llaves de paso de las viviendas y esperas un par de horas a ver qué hace el contador general.

¿QUÉ HACER CUANDO HAY PROBLEMAS DE AGUA EN LA COMUNIDAD?

Lo primero es verificar que el problema es de la comunidad.

1 – El mismo problema lo tiene que tener más de un vecino.

2 – El administrador dará aviso a la empresa suministradora, ellos hacen las comprobaciones de la red general y determinan que el problema está dentro del edificio.

Cuando el problema es del edificio:

1 – Una buena póliza de seguros te dará la vida. Siempre es recomendable que el seguro de la comunidad cubra la localización de fugas y averías.

2 – Si el problema es otro o indeterminado, habrá que dar aviso a un fontanero especializado en instalaciones.

3 – De tratarse de la presión. Avisa al mantenimiento de los grupos de presión para que lo revisen y verifique que la presión es la adecuada.

Siempre cuenta con profesionales solventes, capaces de dar salida a los problemas que surjan en la comunidad.

Fuente: micomuniweb.com

Extraído de adasadministracion.com

ADAS ADMINISTRACIÓN
facebook.com/ADAS.AdministracionDeFincas
Av. Innovación nº 5, Ed. Espacio, módulo 205, Sevilla
Tfno.: 954 252 480
adasadministracion.com

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies